Pages Navigation Menu

Hablar, leer, escribir

Dos formas del insomnio

Dos formas del insomnio
¿Qué es el insomnio?
La pregunta es retórica; sé demasiado bien la respuesta. Es temer y contar en la alta noche las duras campanadas fatales, es ensayar con magia …inútil una respiración regular, es la carga de un cuerpo que bruscamente cambia de lado, es apretar los párpados, es un estado parecido a la fiebre y que ciertamente no es la vigilia, es pronunciar fragmentos de párrafos leídos hace ya muchos años, es saberse culpable de velar cuando los otros duermen, es querer hundirse en el sueño y no poder hundirse en el sueño, es el horror de ser y de seguir siendo, es el alba dudosa.
¿Qué es la longevidad?
Es el horror de ser en un cuerpo humano cuyas facultades declinan, es un insomnio que se mide por décadas y no con agujas de acero, es el peso de mares y de pirámides, de antiguas bibliotecas y dinastías, de las auroras que vio Adán, es no ignorar que estoy condenado a mi carne, a mi detestada voz, a mi nombre, a una rutina de recuerdos, al castellano, que no sé manejar, a la nostalgia del latín, que no sé, a querer hundirme en la muerte y no poder hundirme en la muerte, a ser y seguir siendo. 
Jorge Luis Borges. La cifra (1981)
(Pincha aquí para leer un comentario crítico sobre la poesía Dos formas del insomnio y sobre la influencia del insomnio en la poesía de Borges)
Buscar la inspiración en la sociedad en el silencio del mundo y los murmullos de un corazón herido.
Es acaso que en la soledad solo se puede escuchar los gritos de un alma atrapada solo buscando poder ser libre y escapar a donde realmente pueda soñar.
Los sollozos del corazón y los gritos del alma se podrán ocultar con risas y caras felices sin embargo tu mirada demostrara que tu corazón llora mientras tus labios sonríen, que tu alma grita con desesperación y tu rostro hipócritamente sonríe.
Es sorprendente aceptar que en toda cara sonriente, atrás hay un grito de auxilio y completa soledad.
Queremos engañarnos unos a otros creando la falsa imagen de que somos realmente felices. 
Pero no nos damos cuenta que nuestra alma está atrapada en un mundo lleno de hostilidad, miradas que parecen dagas y palabras envenenadas que se entierran en nuestro ser.
No podemos saber o probar la verdadera felicidad sin perdonar y disfrutar las cosas realmente importantes hasta que nos quitemos cada uno la máscara que traemos puesta.

email
¿Me añades?

2 Comments

  1. Muy buena representación con palabras sobre este padecimiento. Me gustó mucho leer este artículo.
    Este trastorno afecta a miles de personas y provoca diversos conflictos en nuestra vida diaria.
    Yo personalmente recomiendo los masajes terapéuticos, estos pueden ayudar muchísimo a hacer que la persona finalmente descanse.
    Saludos desde Costa Rica!

  2. Me parece una linda propuesta y bastante diferente de esta enfermedad que afecta a tantas personas.
    Gracias por compartirlo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hablar, leer y escribir hasta por los codos: literatura, lingüística, escritura, lengua, comunicación, español